Biberones, ¿cómo elegir el mejor para nuestro bebé?

Se acerca la llegada de tu bebé y sin duda estás preparándolo todo. Pero, ¿qué hay de los biberones? Este accesorio indispensable tiene una importancia mucho mayor de lo que te piensas. El tamaño, sus funciones o lo práctico que sea influirá notablemente en el estado de ánimo de nuestro hijo. Y no solo eso, sino también que es un elemento muy ligado a la seguridad. Así que, ¿cómo elegir el biberón ideal para el pequeño de la casa?Biberones

El biberón es uno de esos elementos imprescindibles en el desarrollo de nuestro bebé. Aunque hayas decidido darle la lactancia a tu hijo, llegará un momento en que necesitarás usar biberones. Ya sea cuando el niño no esté con la madre -por ejemplo durante las horas laborales- como en otras situaciones menos comunes. Por ejemplo, al usar un medicamento no compatible con la lactancia.

Los aspectos a tener en cuenta son numerosos, y además en el mercado encontramos un sinfín de biberones. Podemos ver que se clasifican según la forma o por el tipo de tetina, aunque el material en el que se fabrica también es de suma importancia. Todos los modelos tienen sus pros y sus contras.

Según el tipo de biberón que escojamos, puede ser que sea más o menos higiénico, o que nos cuesta mucho o poco al lavarlo. Los hay muy resistentes y seguros, y también otros a gusto del bebé. La edad del bebé es otro factor a tener en cuenta al elegir entre biberones.

Aquí te dejamos nuestros consejos para elegir biberón y que sea un éxito, siempre en función de vuestras necesidades:

  1. La forma es algo imprescindible, y siempre encontraremos pros y contras frente a cada tipo de modelo. Los de toda la vida son los que tienen forma de cilindro, y también los más versátiles. Pero no son los únicos, por ejemplo los hay más anchos, por lo que serán más fáciles de lavar, aunque serán más difíciles de agarrar para nuestro hijo. Los que tienen el mejor agarre y estabilidad son los triangulares, si bien son igualmente los más difíciles de lavar. Por otro lado, existen biberones anticólicos y antirreflujo. Están curvados y reducen los gases.
  2. Bebe Due Medic
    Bebe Due Medic es uno de los biberones más completos del mercado.

    La tetina es el otro elemento principal. Y, en este caso, la elección estará en nuestros hijos, porque aceptarán mejor un tipo de material en concreto o formas en particular. Al igual que ocurre con los chupetes, podemos encontrar tetinas de látex, muy suaves y elásticas que se asemejan al pecho y son cómodas para el bebé. Pero si optamos por algo mucho más higiénico, sin sabor ni olor, además de transparente, la silicona es mejor opción. Además, son mucho más duraderas.

  3. También es de gran importancia el material del recipiente, que suele ser de polipropileno o de vidrio. Estos últimos son más fáciles de limpiar y muy higiénicos, pero también frágiles y pesados. Los de polipropileno son muy ligeros y ante todo resistentes, no se rompen al caer al suelo.
  4. Se recomienda que los biberones que demos a nuestro hijo sean con sistema anticólico. Eso logra que el aire se vaya al biberón y no al niño, por lo que podrá succionar sin parones.
  5. Han de tenerse muy en cuenta las velocidades. En el primer mes interesa que sean de flujo lento, mientras que las de flujo medio son ideales para el tercer y cuarto mes. Los biberones de tetilla de alta velocidad son mejores cuando llegan los cereales y las papillas.

Teniendo en cuenta todo esto, hemos de pensar en el biberón como el elemento más importante en la alimentación de nuestro hijo -sin tener en cuenta la lactancia natural- y buscar el que mejor se adapte a las necesidades del bebé.

 

¿Cuántos biberones necesitamos y cuándo reemplazarlos?

 

Biberón Bebé Due Medic

Imaginemos a un bebé que se alimenta exclusivamente con biberón. En este caso, se tratará de entre siete y diez tomas diarias, y eso sin contar cuando ingiera otros líquidos. Entonces, ¿cuántos biberones serán necesarios en casa? En nuestra opinión, alrededor de media docena.

Una buena recomendación es tener dos biberones para las tomas de leche diarias y mantener uno en reserva. Eso ya son tres. Luego, necesitas uno más para el agua y te quedan dos para medicinas o infusiones.

En el caso de que el biberón sea un accesorio menos importante porque la lactancia será lo principal, al menos es recomendable con tar con dos. Uno para la leche y otro para todo lo demás.

Para saber cuánto nos puede durar un biberón, pues dependerá del uso que se le dé. Si se rayan o se desgastan, es momento de ser reemplazados. Y las tetinas podemos sustituirlas por otras nuevas cuando estén en mal estado. Siempre que estén deformadas o deterioradas han de sustituirse. Además de ello, necesitarás cambiar los biberones en función de la velocidad que quieras lograr en la alimentación de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *