Seguridad para niños al salir de casa… o al cruzar la calle

Lo que más nos preocupa como padres es sin duda la seguridad de nuestros hijos. Tanto en casa como fuera de ella. Pero, ¿en qué lugar hay más peligro?

Seguridad de los niños

La pregunta es importante, ya que tanto en el hogar como en la calle hemos de tener especial cuidado con nuestros hijos. Sin llegar a situaciones de sobreprotegerlos, pero sí garantizando su bienestar en todo momento. Cualquier pequeño descuido puede ser fatal y más vale prevenir que curar, para así poder disfrutar de ver crecer a los pequeños de la casa.

En nuestras viviendas, ya hemos hablado de cómo garantizar la seguridad de nuestros bebés en casa. Pero, ¿qué hay del momento en que salimos a la calle? Algo que es uno de los momentos mágicos para los niños.

Primero de todo, ¿dónde corren más peligro nuestros hijos? Como siempre, depende:

  • En casa están más seguros que en la calle, en un principio. Ya que en exteriores si salen corriendo a la carretera pueden sufrir problemas al cruzar frente a los coches, los cambios de temperatura son peores y hay que estar atento a lo que ocurra a nuestros alrededores y que no podremos controlar.
  • En cambio, en exteriores siempre tenemos cuidado de ellos, los tenemos vigilados y los llevamos de la mano. Pero en casa, aunque sea un lugar seguro, estamos más tiempo dejándolos solos.

Hemos de prestar atención a todo ello y mantener la seguridad de nuestros hijos en la calle y en casa. Y te damos unos consejos para que cuando salgas con ellos puedas disfrutar de la necesaria tranquilidad.

 

Garantizar la seguridad de los niños en la calle

 

Elegir silla de bebé

Podemos salir a la calle con nuestro hijo incluso cuando es un recién nacido. Es más, sin duda es cien por cien recomendable empezar a hacerlo cuanto antes. Así que no lo pienses más, y empieza a disfrutar de tu hijo en cualquier momento. Ese sería nuestro primer consejo; saca a tu niño a pasear desde el primer día. Evitando aglomeraciones y el contacto con gente que pueda tener una enfermedad -por eso se recomienda no llevarlos de compras-, pero sí saliendo a la calle a diario.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta los peligros y riesgos que pueden ocurrir si no tenemos cuidado. Hay muchos mitos que no son verdad y que necesitamos conocer hasta qué punto son ciertos o no. Algunas de nuestras recomendaciones para tener cuidado al salir a la calle con tu hijo son las siguientes:

  1. Mucho cuidado con abrigarles en exceso. Las madres muchas veces piensan que hace demasiado frío para nuestros hijos, ya que es cierto que están quietos en el cochecito de paseo o en la silla. Pero la realidad es que no hay que hacer que nuestro hijo sufra un calor excesivo. Un poquito más de abrigo que nosotros es más que suficiente, porque pasar calor tampoco es bueno.
  2. La ropa, igualmente, ha de irle holgada. Fibras naturales y tejidos que no suelten pelos, evitando los lazos y cordones si es muy joven. Hay que evitar los tejidos ajustados.
  3. En los primeros meses, los niños han de ir tumbados, y a nivel de alternativa pueden ir en mochilas portabebés. Cuando son más adultos, han de ir siempre en la silla. Y para que vayan caminando por ellos mismos, durante los primeros años han de ir de nuestra mano siempre, sobre todo si hay coches cerca.
  4. A los niños les da de dar el sol, es necesario para producir vitamina D. Lo ideal es que sea poco a poco, como mucho dos horas por semana cuando son muy jóvenes.
Axkid silla contramarcha
Silla Axkid a contramarcha.

Pero los mayores peligros que pueden vivir los niños en la calle están relacionados con el tráfico y entender cómo evitar accidentes con los coches. Para poder entender cómo educar a tu hijo en este supuesto, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • A partir de los tres años, un niño puede entender que la acera es segura y la carretera peligrosa.
  • A partir de los cinco años, es importante enseñarle a cruzar la carretera, pero siempre acompañado por nosotros.
  • Con ocho años, un niño puede cruzar solo la carretera siempre que sea una vía segura, ya que no es capaz de valorar la velocidad y la distancia de los vehículos.
  • Con 12 años, los niños son capaces de entender el tráfico, pero aun así es importante vigilar, ya que es fácil que se distraiga. Sobre todo si va con amigos.

Sabiendo esto, lo que es realmente importante es aprender a cómo cruzar la calle. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Lo más importante es que antes, durante y después de cruzar la calle tu hijo te agarre de la mano.
  • Cerca de una carretera hay que tenerlo cogido en todo momento: es posible que salga corriendo de manera inesperada.
  • Educa a tu hijo la mejor manera de cruzar la calle y que aprenda con tu ejemplo.
  • Muéstrale la forma correcta en que ha de esperar a los coches en un paso de peatones.
  • Siempre hay que esperar a que el tráfico se detenga. Es muy importante que el niño nunca cruce hasta que se despeje el tráfico y aprenda que necesita que los coches estén totalmente parados.

Con todas estas recomendaciones, será muy fácil tener cuidado en la calle y vigilar la seguridad de nuestros hijos en exteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *