Garantiza la seguridad de tu bebé en casa, ¡evita accidentes!

Cuando nuestro hijo acaba de llegar al mundo, es normal que nos preocupemos demasiado. Hay días que no podremos dormir porque nos despertará, pero en otros no pegaremos ojo porque estaremos preocupados por él. Así que lo mejor es protegerse. Garantiza la seguridad de tu bebé en casa hoy con nuestros consejos.

Garantiza la seguridad de tu bebé en casa

Hay que tener en cuenta que el hogar no es solo el lugar donde vivirá nuestro hijo, sino que será también su patio de recreo y también el lugar de aprendizaje y exploración del que disfrutará. Así que hay que prepararse para ello. ¿Qué medidas han de disponerse para garantizar la seguridad de nuestro bebé en casa?

  • Ha de estar todo muy limpio en interiores. No basta con que limpiemos, hemos de esforzarnos. Los niños se meten todo en la boca y hemos de evitar que se ensucien las manos y luego se chupen los dedos.
  • Ha de ser un hogar cómodo. Todos queremos sentirnos confortables en nuestras casas, pero el niño se quedará con la imagen de la casa en sus primeros años de vida. Su comodidad será importantísima para su feliz desarrollo.
  • Hemos de encontrar una temperatura agradable. Los bebés se resfrían con facilidad, así que conviene que mantengamos el calor en invierno y que en verano no se sufra demasiado por las altas temperaturas.
  • Pero, ante todo, en nuestra casa ha de garantizarse la seguridad para el bebé.

Antes de compartir contigo unos consejos para mejorar la seguridad de nuestro bebé en casa es preciso darte unos datos del Ministerio de Salud en relación a cómo afrontar el bienestar de los pequeños del hogar. ¿Sabéis cuál es la causa de siniestralidad entre niños más terrible? La intoxicación.

Si bien los golpes son muy comunes y, por estadística, el principal problema al que se enfrentan los bebés, normalmente no suelen lamentarse en exceso. En cambio, las intoxicaciones sí pueden ser muy peligrosas, sobre todo con fármacos. Los niños ven una pastilla en el suelo y solo piensan en comerla, sin preguntar primero. Así que es imprescindible evitar que se nos caiga nada al suelo y no se recoja. Garantiza la seguridad de nuestros bebés en el hogar para no tener que lamentar nada.

 

Acciones para mejorar la seguridad de los bebés en casa

 

Seguridad niños y medicamentos

Ya hemos dicho que las intoxicaciones son el principal enemigo a combatir en el hogar, pero los pequeños también sufren percances debido a caídas, golpes, quemazones e incluso problemas con la electricidad. ¿Cómo acondicionar nuestras casas para la seguridad de los bebés?

  • Protege a tus hijos de la electricidad. Esta es una de las medidas más fáciles y a la vez de las más importantes. Lo más sencillo es comprar en cualquier tienda de puericultura uno de esos tapones para los enchufes que tapan las entradas. Con eso ya no pondrán sus deditos en peligro. ¡Mucho cuidado con cargar móviles u ordenadores! No lo hagas en enchufes que estén a su alcance, ya que si un enchufe puede ser peligroso, uno conectado a un aparato eléctrico lo es mucho más.
  • Protege las ventanas. Si tienes balcones, procura cerrarlos. Y las ventanas deberían protegerse para que no puedan abrirse sin nuestro consentimiento. En algunos casos, una malla de plástico en una ventana fácilmente accesible puede salvar a nuestro hijo cuando empieza a caminar y a escalar.
  • No dejes ningún mueble de fácil acceso para que escalen los niños por él. Por ejemplo, cajas o maletas. Los niños quieren explorar y se subirán encima de todo lo que puedan, y de esa manera pueden alcanzar lugares peligrosos o donde haya algo que pueda suponer un riesgo.
  • ¿Hay escaleras en tu casa? Si es así, te recomendamos encarecidamente que instales unas portezuelas para evitar que tu hijo se caiga por los escalones.
  • El lavabo es un lugar que les encanta, pero ten mucho cuidado en él. La tapa de la taza ha de estar siempre cerrada, ya que pueden meterse dentro. Y si tienes un bidé, es posible que quieran abrir el grifo y jugar con el agua… sin saber cómo regularla, lo que puede ser muy peligroso si abren el agua caliente.
  • La cocina es quizás el lugar más peligroso: restos de comida, una lavadora donde jugar, la nevera para esconderse o los muchísimos armarios repletos de productos que podrían ser nocivos. Vigila que no entren nunca, a menos que sea contigo.
  • Pon los medicamentos en un lugar con llave, son de lo más peligroso. Igualmente, pon especial cuidado en los productos de limpieza y en los tóxicos. Han de estar a una altura de bastante más de un metro para que no puedan alcanzarlos. Igualmente, no tengas botellas de bebidas alcohólicas a su alcance.
  • Esconde las bolsas de plástico, ¡les encanta jugar con ellas! Y pueden llegar a ponérselas en la cabeza y sufrir por asfixia. Procura no tenerlas cerca de su alcance.

Igualmente, además de estos consejos para garantizar la seguridad de nuestros bebés en casa y de nuestros niños pequeños, hemos de tener en cuenta que el control exhaustivo es primordial. No dejemos de estar encima de ellos y mirar que estén controlados. Y que todo sea diversión para ellos, pero con la máxima seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *