Consejos de seguridad con el cochecito de bebé

El cochecito de bebé es un accesorio que vamos a necesitar prácticamente desde el primer día en que nazca nuestro hijo. Lo empezaremos a usar muy pronto y hemos de saber qué modelo se ajustará mejor a nuestras necesidades, además de conocer los pros y contras de cada modelo. De ello depende la seguridad de nuestro bebé, ¿qué hemos de tener en cuenta?Seguridad pasear cochecito bebé

La mayoría de padres se hacen con un cochecito de bebé. Es cierto que se puede obviar este paso y optar por otras soluciones antes de que el niño pueda ir en silla de paseo, pero para el bebé es sin duda la mejor opción. Además, existen modelos de cochecitos capaces de convertirse en sillas e incluso en capazos.

Para poder elegir el perfecto cochecito de bebé, te dejamos las siguientes recomendaciones:

  • La zona donde vives. No es lo mismo residir en una ciudad muy masificada que en una zona rural. En el caso de que estés en una área urbana muy poblada, lo ideal sería que contaras con un cochecito muy resistente.
  • Las distancias que hagas a pie. Esto va en relación con lo comentado anteriormente. Los cochecitos de bebé son mucho más robustos, pero tienen peor maniobrabilidad en zonas estrechas, por lo que si te mueves por grandes avenidas no hay problema, pero si cruzas pequeños pasillos por donde pase la gente será más incómodo.
  • ¿Usas el transporte público? En ese caso, lo recomendable es un cochecito de bebé que pueda plegarse con facilidad. Ten en cuenta que si viajas en coche quizás también precises que pueda guardarse en el maletero de tu vehículo.
  • Tu vivienda. Si estás en un piso pequeño y sin ascensor, quizás te interese tener algo ligero o pasarte lo más pronto posible a la silla de paseo, mucho más ligera y con menos espacio ocupado.
  • Tu estilo de vida. Hay gente que prefiere salir cuando está soleado a pasear con el bebé, así que es ideal que pueda montar una sombrilla. También los hay deportistas que gustan de salir a correr con su hijo en el cochecito de paseo, y en ese caso es interesante que tenga tres ruedas. Es importante en estos casos tener en cuenta los posibles accesorios con los que cuente el cochecito.
  • En caso de que vivas en una región donde llueva con facilidad, deberías optar por algún modelo de cochecito de bebé con protección para lluvias.
  • Y no podemos olvidarnos de la familia. Si tenemos dos niños, es posible que nos interese un cochecito que puedan compartir.

Además de todo esto, hemos de pensar en la vida útil del cochecito. En realidad, si queremos obviar el cochecito de bebé y pasar directamente a la silla de paseo deberemos esperar unos cuantos meses, al menos hasta que nuestro hijo pueda caminar. Es solo entonces cuando podemos montarlo en la silla, nunca antes.

Muchas familias estiman que es un gasto muy a tener en cuenta el del cochecito para solo unos meses de vida, pero es que son los meses más importantes en cuanto a la fragilidad de nuestro hijo. Para ellos, existe una alternativa muy válida: hacerse con un modelo que pueda convertirse en silla de paseo llegado el momento oportuno.

 

¿Qué tener en cuenta para la seguridad del cochecito de bebé?

 

Cochecito de bebé

Tras la elección del cochecito de bebé en base a nuestras necesidades, hay que tener en cuenta otros detalles más relacionados con la seguridad y que pueden ser de suma importancia:

  • Los frenos han de ser muy fáciles de usar. Parece algo lógico, pero hay cochecitos de bebé con frenos poco prácticos. Algunos modelos bloquean solo dos ruedas, una buena medida de seguridad. Úsalos siempre que pares.
  • Fíjate en la base de las ruedas. Cuanta más distancia haya entre las ruedas, mayor estabilidad pero también más espacio. Es importante tener una buena base, cuanto más grande mejor.
  • Trata de no separarte del cochecito de bebé. Las desgracias pueden ocurrir si no lo supervisamos.
  • Los cochecitos tienen zonas de carga muy cómodas para llevar biberones y juguetes, si eso es importante para ti busca alguno con buen espacio de carga. Sujeta bien los juguetes para que no se caigan.
  • Ajusta bien el cinturón a tu bebé. Imagina que el cochecito vuelca: en ese caso, el cinturón podrá evitar problemas.
  • No dejes el cochecito al sol durante mucho tiempo, ya que puede calentar demasiado al bebé. Es bueno controlar la temperatura dentro de él.
  • Siempre apuesta por un cochecito de bebé nuevo. Comprar uno de segunda mano puede parecer una buena opción hasta que damos con uno accidentado o dañado.

La seguridad es muy importante para nuestro bebé y el confort también, así que ten muy presentes estos consejos para elegir cochecito de bebé. Por el bienestar de nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *