Consejos para colocar la silla de bebé en el coche

Nuestros hijos requieren de la máxima seguridad y también del mejor confort para viajar con nosotros en carretera. Pero, para eso, hemos de saber colocar la silla de coche para bebés en nuestro coche, y por eso te mostramos unos consejos muy interesantes.

colocar la silla de coche para bebés

Antes de nada, te recomendamos que tomes la decisión de adquirir una silla de coche para bebés como algo de la mayor importancia de cara al desarrollo de vuestro hijo. No sirve cualquier accesorio o modelo, y la seguridad es principal para que el bebé evite problemas en la carretera. La comodidad, por otro lado, os ayudará a vosotros y al bebé a tener unos viajes más placenteros.

Te recordamos que las sillas de coche para bebés suelen conocerse como sistemas de retención infantil. Y si quieres saber más sobre ellas, lee este artículo que ya publicamos en nuestro blog.

Antes de nada, recuerda que las sillas deben ser modelos homologados de buena procedencia, no basta cualquier otra opción. Pero para que puedas descansar con seguridad en la carretera, te dejamos unos consejos para colocar la silla del coche para bebés. Si bien la primera advertencia sería que nunca viajes sin que tu bebé se acomode en una silla, por muy pequeño o seguro que parezca el trayecto.

 

Usa únicamente una silla que se ajuste al peso o la altura de vuestro hijo

Las sillas de coche cuentan con unas especificaciones de uso que no van en función de la edad del bebé, sino de su peso o de su altura. Utiliza solo esos modelos que se adaptan a la regulación y nunca uses una silla que sea muy grande o muy pequeña. La elección entre sistemas que miden el peso o la altura ya es más personal.

 

No adquieras sillas de coche para bebé de segunda mano

Se trata de un riesgo muy grande. ¿Qué podría pasar si nos hacemos con una silla de coche para bebés de segunda mano? Pues que esté en mal estado o que haya sufrido un accidente. Ambas alternativas pondrían en peligro a vuestro hijo, así que evita comprar sillas de segunda mano y, si te dejan una de un familiar o un amigo, antes trata de dejar muy claro si tuvo algún percance.

 

Monta la silla con calma y sin prisa

Las prisas no son buenas consejeras cuando se trata de la seguridad de nuestro bebé. Antes de poner el coche en marcha, es imprescindible que compruebes que el cinturón está bien sujeto, que el arnés está en su lugar y que todos los elementos de la silla están perfectamente instalados.

Axkid silla contramarcha
Silla Axkid a contramarcha.

Cuando el niño sea mayor podrá abrocharse él solo, pero es importante que compruebes que está bien asegurado antes de arrancar. Si quieres que el proceso previo a arrancar sea más sencillo, siempre puedes optar por una silla de fácil montaje, como los modelos de sillas Axkid a contramarcha.

 

Viajar ligero de ropa es la mejor opción

La ropa ancha y gruesa no es lo mejor para un niño en su sistema de retención infantil. La seguridad desciende en caso de accidente si lleva abrigos y grandes chaquetas. ¿La mejor opción? Aclimata el coche a una temperatura óptima y quita la ropa a tu hijo durante el trayecto, es uno de los mejores consejos para colocar la silla de coche para bebés con la mejor seguridad.

 

El cinturón bien colocado y el arnés ceñido

Silla minikid de Axkid.

La parte diagonal del cinturón no se apoya en el cuello, sino en el hombro del niño, comprueba que esté así. Y la horizontal ha de coincidir con las caderas en lugar del estómago. Por otro lado, el arnés ha de estar ajustado para que quepan únicamente un par de dedos como mucho entre el niño y el mismo arnés. No han de retorcerse ninguno de los dos elementos de seguridad, pero sí estar bien colocados.

 

No modifiques la silla ni le quites el respaldo

Un gran error sería modificar la silla, por ejemplo cambiando piezas o alargando el arnés. Estos sistemas de retención infantil están preparados para que aseguren la protección del niño, y es muy perjudicial modificarlos ya que se invalidarían sus características.

De la misma manera, el respaldo de las sillas para niños mayores, normalmente sobre los cuatro años o más, aportan gran protección en caso de choque lateral. Si los retiramos, la seguridad cae en picado.

Y el último de los consejos para colocar la silla del bebé en el coche es que, si habéis sufrido un accidente, nunca optéis por volver a utilizar la silla. Estos sistemas de retención infantil son como los cascos de los motociclistas, una vez que han sufrido un choque han de sustituirse por otros, ya que pierden efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *