Bañeras para que los bebés sean felices en el agua

A todos nos sienta fantásticamente bien una sesión de spa. O una sesión de baño. Pero, ¿y qué hay de nuestros hijos recién nacidos? Pues ellos también pueden disfrutar de los enormes beneficios del agua. Es más, ¡les encanta chapotear! Así que hemos de elegir bien para encontrar lo que mejor se adapta a nuestras necesidades entre las diferentes bañeras para bebés. ¡A disfrutar del baño! 

Bañeras para bebés

Los beneficios del baño son muchos. Favorece el desarrollo motor de los niños, sus sentidos, y también su cognición. Además, bañarse mejora el estado de sus articulaciones y musculatura, algo que es fundamental en los primeros meses de vida. Ya explicamos que el baño de los bebés es uno los momentos favoritos de su día, y en este artículo te comentamos cómo empezar a bañar a tu bebé.

Hoy queremos ayudarte a seleccionar entre las bañeras para bebés esa que se ajustará mejor a tus necesidades. Piensa que es un accesorio de bebé imprescindible y que, además, has de elegir bien. Ya que el baño es uno de esos momentos importantes del día y en los que tienes mejor conexión con tu hijo.

Primero de todo, te ofrecemos unas cuantas recomendaciones para saber qué tipo de bañera necesitas:

  • Tipo de bañera para bebés. Las hay al aire libre y de plástico hinchable, sin embargo esas son más bien para al aire libre, aunque existen modelos que permiten bañar a los bebés mediante separadores. Estos modelos se centran mucho en la diversión. Las más habituales son los modelos rígidos y de cubeta, donde nosotros podemos encargarnos de bañar al bebé.
  • Seguridad. La estructura de la bañera ha de ser estable y de un material que sea lo suficientemente duradero, además de higiénico. Es importante tener en cuenta si es deslizante el respaldo, ya que eso podría ser un problema si el bebé se resbala. Igualmente, fíjate que no haya cantos que puedan dañar la piel del bebé o crear rozaduras.
  • bañera volare 235 para bebés
    Bañera Volare 235, que incluye cambiador y porta-objetos.

    Comodidad para nuestro hijo. Igualmente, el bebé ha de estar muy confortable, lo que hará que disfrute del rato de baño y que se relaje. Para ello, lo ideal es una forma anatómica que se adapte al tamaño de nuestro hijo. Los revestimientos suaves también nos ayudarán.

  • Comodidad para ti. Además del pequeño de la casa, las bañeras para bebés han de ser cómodas para nosotros, ya que de nuestro confort también disfrutan ellos.
  • De buen tamaño. Cuando vamos a un hotel, ¿qué es lo primero que esperamos de la bañera? Que podamos caber bien en ella. Pues lo mismo ocurre con nuestros hijos en sus primeros meses. La bañera de bebé ha de tener el tamaño perfecto para que él pueda moverse con cierta libertad y que no se vea aprisionado. Si además cuenta con algún respaldo, mucho mejor.
  • Muy práctica. Ha de ser muy práctica la bañera para bebé y que pueda ser lavada de manera sencilla. Igualmente, el drenaje del agua ha de ser cómodo y rápido. Por otro lado, existen bañeras que incluyen compartimentos para varios productos e incluso cambiadores. De esa manera, podemos cambiar a nuestro hijo justo después del baño. Nos ahorramos espacio en casa, tiempo y además resultan muy cómodas.
  • Duradera. ¿Hasta cuándo usaremos la bañera? Existen modelos de 0 a 12 meses, y otros hasta que son algo más adultos. De nosotros depende elegir hasta cuándo queremos usar la bañera para bebés. Pero al menos el primer año es imprescindible que sea una buena bañera que garantice la seguridad de nuestro hijo.

Por supuesto, más allá de todas estas recomendaciones es importantísimo que la bañera esté homologada y cumpla con todas las certificaciones, ya que es un accesorio que requiere del máximo de seguridad. Y que además nuestro hijo lo agradecerá en comodidad.

 

La importancia de la bañera para bebés en sus primeros meses

 

bañera para bebés
Bañera hinchable Luxe Lima de Jané.

El baño es uno de los grandes momentos del bebé. Y además será algo que sin duda muy pronto disfrutará, por eso existen modelos hinchables donde, alcanzada cierta edad, puede jugar cuando el tiempo sea agradable. Sin embargo, los primeros baños marcarán la relación que nuestro hijo tendrá con el agua. Han de hacerse con mucho cariño y mimo.

Si no te ves con fuerza de realizar el primer baño en la bañera con normalidad, pide ayuda a una segunda persona para esta primera vez. Ten cuidado de su cabeza y cuenta con los accesorios necesarios: una buena toalla, una esponja muy suave, pompones de algodón y un jabón especial para bebés.

Si escoges el modelo ideal para ti entre los diferentes tipos de bañeras para bebés seguro que tu hijo y tú disfrutáis enormemente de estos primeros baños. ¡Al agua patos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *